Javier García Cebrián

Candidato a la Alcaldía de Abengibre.

Hola a todos,

Han sido muchas las ocasiones que me ha rondado en la cabeza participar activamente en política. Por unos u otros motivos, hasta hoy, no había encontrado el momento, o la motivación necesaria. Al igual que a la mayor parte de la sociedad, me preocupa la situación que actualmente se está viviendo en la vida política de nuestro país. La crisis económica, y a mi juicio también una crisis de valores, ha llevado a que muchos ciudadanos se sientan defraudados y cada vez más distanciados de los gobernantes y de las propias instituciones. Siempre he considerado que uno de los pilares de la sociedad es la democracia y su sistema político, y que es fundamental ejercerla con el convencimiento de que nos encontramos correctamente representados. Este sistema ha fallado en muchas instituciones, que deben ser renovadas; el funcionamiento de la política debe cambiar, y muchos de los políticos que nos han gobernado deben dejar paso a una nueva generación que nos lleve a una democracia más directa y participativa, según lo que la sociedad actual está pidiendo.

Al mismo tiempo, tengo una espina clavada al ver que podría ayudar a mi pueblo, Abengibre. Aportar un nuevo aire que cambie la tendencia que le está llevando a un despoblamiento y pérdida del apego de multitud de personas que han crecido en él; se van a estudiar o a trabajar, y no vuelven, porque encuentran fuera una vida más atractiva que la que el pueblo les ofrece. Con tristeza, veo que la situación empeora con el paso de los días, y que cada momento que pasa es una oportunidad perdida de regenerar la vida social, cultural y económica, transformando Abengibre en el lugar donde todos queremos estar, donde Abengibre sea el sitio al que se quiera ir, en vez de ser un sitio del que se quiere salir.

Podría quedarme en mi casa, y tomar una postura cómoda, criticando lo que no me gusta, pero sin hacer nada por cambiarlo. Pero esa actitud no me daría satisfacción, sino descontento e incomodidad conmigo mismo. Sé que para muchos es difícil de entender, e incluso desconfían, pero creo que la solución está en hacer sin esperar nada, salvo la recompensa de ver que tu trabajo ha mejorado la vida de quienes te rodean. No puedo mirar para otro lado sin hacer nada, ni puedo engañarme a mí mismo. Tengo ganas de cambiar las cosas.

Hay veces que debemos ser un Quijote; atrevernos a hacer cosas que no van con una lógica simplista y materialista, luchar por conseguir unos ideales. Hay que pelear con los gigantes, aunque tengamos a muchos “Sanchos” diciéndonos que sólo hay molinos. La realidad y la Historia nos dicen que sólo las personas que han emprendido caminos quijotescos son las que nos han llevado a un estado mejor.

No debemos conformarnos con la situación que tenemos. Debemos luchar por conseguir lo mejor. Por suerte, siempre se está a tiempo de empezar, de participar, de hacer, de mover el mundo que nos rodea, de hacerlo mejor. Creo firmemente en que las personas debemos ser valientes y defender nuestras convicciones. Defender los intereses de nuestra comunidad, nuestro pueblo, y de nuestras familias. Tenemos que luchar por lo nuestro. Si creemos que podemos hacer más por los demás, tenemos que ser honrados con ellos y con nosotros mismos.

Ha llegado el momento de tomar parte en la política. He decido dar un paso adelante y afrontar el reto de trabajar por conseguir mejorar el entorno que me rodea. Y creo que el mejor lugar donde puedo volcar mi trabajo es en mi pueblo. Por ello, me presento como candidato del Partido Popular a la Alcaldía de Abengibre en las Elecciones Municipales del próximo 24 de mayo.

No niego errores que se han cometido en el Partido Popular; de hecho es una de las motivaciones que he tenido para entrar en política. Quiero ayudar a mejorar, en primer lugar, mi propio partido político. Pero también quiero defender las medidas tomadas, mal valoradas por parte de la opinión pública, pero necesarias para el mejor futuro de nuestra comunidad y país. Los que me conocéis, sabéis que soy una persona abierta, que rechazo el sectarismo, que me gusta relacionarme con todo tipo de personas, deliberar diferentes ideas, y debatir diferentes puntos de vista. Considero que a las personas hay que juzgarlas por sus propios hechos, y no por las faltas cometidas por personas que estaban junto a ellas o representándoles. Igualmente no soy partidario de señalar los errores que otros han cometido, sino de proponer soluciones y nuevas ideas. En definitiva, si queremos renovar la vida política, debemos escuchar y respetar al que todavía se atreve a dar el paso. En base a esto, os pido que en este nuevo camino que inicio se me juzgue por mis propias acciones, sin someterme a etiquetas o prejuicios. Me gustaría que confiarais en mí .

Me considero la persona adecuada y capaz de asumir la Alcaldía, y desde este puesto impulsar al pueblo a salir del letargo en el que se encuentra actualmente. Espero que mi proyecto os ilusione, que os haga tomar la decisión de darme vuestro apoyo. Creo que entre todos podemos hacer de Abengibre un lugar ideal donde vivir, donde se revitalice la economía del pueblo, el comercio, la vida social, y recuperemos las costumbres, las fiestas y la cultura popular. Espero demostrar que otra forma de hacer política no sólo es posible, sino necesaria. Una política que genere confianza y respeto, más allá de las afinidades ideológicas. Y todo ello, según los valores con los que me educaron: el respeto, la honradez y el esfuerzo en el trabajo.

Foto Abengibre

Facebook Iconfacebook like buttonTwitter Icontwitter follow buttonVisita el facebool de la candidatura